Los derechos de un Periodista impertinente

By Yadira Escobar on
Junto a mi hermanito Levi, en Atlanta, Georgia frente al gran logo de CNN

Un juez le retorno temporalmente las credenciales al periodista de la CNN, Jim Acosta después de que la oficina presidencial retirara la credencial al reportero tras un enfrentamiento con el presidente estadounidense, Donald Trump, pero todavía continua la hostilidad contra el periodista que se atrevió a hacer preguntas molestas a Trump.

Si Jim Acosta tiene buenas maneras o no a la hora de hacer su trabajo es irrelevante, incluso pudiera ser que Acosta no sea imparcial ante ciertos hechos noticiosos. Acosta por ejemplo se dirigió a Raúl Castro en Cuba durante la visita de Obama y le dijo: ¿Por qué tiene presos políticos cubanos y por qué no los libera?. Raúl Castro le contestó con paciencia: “Dame la lista de los presos políticos ahora para soltarlos… si hay esos presos políticos, antes de que llegue la noche van a estar sueltos”.

Lo serio del conflicto de Trump con Acosta es que continua todavía el intento por juzgar desde el poder que tipo de periodista debe trabajar para CNN, y no solo eso, si la Casa Blanca continúa violando las enmiendas Primera y Quinta de la Constitución con seguridad que habrá un daño que se va a extender a todos los periodistas y organizaciones de noticias perjudicando a los pilares del sistema norteamericano.

Habia llovido debido a un frente frio que llegó, pero el clima estaba agradable.

Y hago este articulo pensando en los periodistas de la prensa privada en Estados Unidos, no en aquellos empleados federales de Radio Martí. Algunos pensaran que si defiendo a la prensa libre automáticamente estoy obligada a apoyar el periodismo subversivo que atenta contra la soberanía de los pueblos, pero no es así, y hago la distinción entre las dos actividades.

Strong Female Lead…enough said.

Loading Facebook comments...