Sóla entre polos opuestos

By Yadira Escobar on

La nación cubana continua hoy sufriendo los embates de una guerra fría que ya terminó hace mucho tiempo. Es que hubo gente que se acomodó a su papel e insiste todavía en reproducir eternamente un conflicto que le beneficia, usualmente en lo económico.

Aunque la extrema derecha sigue siendo un factor en la emigración muy negativo que envenena las almas con Odio y Rencor, también ciertos “izquierdistas” que aprendieron a vivir del conflicto tratan de hacer el mayor daño posible a los que buscan la reconciliación entre cubanos, insistiendo en promover una prejuiciada división entre los emigrados, mientras hipócritamente se apropian del discurso de los que buscan el dialogo y el entendimiento.

En el sur de la Florida no es fácil ser alternativo. Tv Marti continuamente transmite propaganda que mantiene los ánimos crispados y acorrala el pensamiento independiente. La opinión publica es manipulada y se le dice “dialogueros” de forma despectiva a los que buscan la unión entre cubanos. El “dialoguero” si es invitado a la televisión local es tildado de “comunista” y puede que hasta sea útil para que en debates planificados haga lucir como de derechas (por contraste) a ciertos personajes que ayer eran parte y tenían vida activa en instituciones del estado cubano.

La opinión pública en Miami-Dade es fácilmente manipulable y basta que un comunista arrepentido diga en los medios locales cosas muy radicales contra el gobierno cubano para que ya pueda colarse como un exiliado más en esta comunidad tan perturbada por la propaganda política. Para huir en busca de diferentes opiniones, a veces la trinchera opuesta tampoco ofrece un espacio acogedor. Es más, la buena intención de uno, demasiadas veces es recompensada con egoísta traición a los mas sagrados principios de la amistad y aquí tengo una fotografía de esa prueba. Quienes escribieron y produjeron este material saben muy bien quienes son.“Las Dos Caras de Yadira Escobar”…propaganda contra mi persona distribuida por hipócritas que he descubierto son de la Falsa Izquierda en Miami. Podrán obrar a mis espaldas, pero sólo trabajan para su propia desgracia porque nadie puede contra las fuerzas del destino.

Lo tuyo me dices, ladrón de perdices.

Un “dialoguero” es alguien que incomoda a los dos bandos en conflicto como es lógico, y no es raro que el oportunista de izquierda se sienta feliz cuando un loco de la extrema derecha maltrata o amenaza al que promueve la unión entre cubanos.

El oportunismo no tiene banderas e infecta con sus cálculos a los sujetos más vulnerables, pero si no se ataja a tiempo y se desenmascara sigue creciendo como un cáncer poniendo en peligro el alma nacional.
Nota: No, no tengo ningún interés en pararme sola, debajo de un árbol marcado en Miami a la “señal” indicada, para convenientemente ser apartada durante 2 años en un coma.

Loading Facebook comments...