UN TRÁGICO ACCIDENTE POLITIZADO

By Yadira Escobar on

remolcador 13 de marzoEn la madrugada del 13 de julio de 1994, 72 cubanos a bordo de un viejo remolcador robado sufrieron un accidente trágico al intentar salir ilegalmente de Cuba hacia los Estados Unidos. Murieron ahogadas 41 de ellos, de los cuales 10 eran niños. La embarcación se hundió en la oscuridad bajo una débil luna creciente, pero 31 personas fueron rescatadas por los tripulantes de las otras embarcaciones involucradas en el accidente.

Los sobrevivientes fueron llevados a la Habana e investigados por las autoridades, y muy rápido se politizó el accidente. Desde Miami se comenzó a decir que los civiles que rescataron a los sobrevivientes en realidad provocaron el accidente con la intención de asesinarlos a todos. Al parecer y según testimonio de los sobrevivientes, el remolcador 13 de Marzo se hundió cuando fue bloqueado en la proa por otro remolcador y simultáneamente sufre un choque por la popa de otra embarcación similar que los perseguía. Solo Dios sabe que ocurrió en realidad aquella oscura madrugada a 7 millas de la Habana. Si escuchamos el testimonio de Gorge García que aunque no viajó, perdió casi a toda su familia y supo desde el principio lo que planeaba su cuñado Fidelio Ramel Prieto (quien lo planeó todo), descubrimos un sentimiento de culpa cuando dijo: Nosotros les dijimos a los niños una mentirita. Para que los vamos a hacer sufrir, para que los vamos a preocupar con un viaje que en definitiva… son niños y no saben lo que les espera. Nosotros si sabíamos lo que les podía esperar…

Hagamos una pausa al hecho trágico para revisar jurídicamente la responsabilidad de quienes planearon la aventura. Ya que ellos planeaban venir a los Estados Unidos y por lo tanto someterse al sistema jurídico de este país, comparemos entonces la legalidad  de esas acciones según el patrón norteamericano.
Imagínense esto: frente a Miami Beach, 10 niños se ahogan al caer de un bote robado de una marina privada porque sus padres intentaban salir ilegalmente de los Estados Unidos hacia Cuba. ¿A que conclusión llegarían los trabajadores sociales al estudiar ese caso? Por menores ofensas el Departamento de niños y familias en la Florida le ha quitado la custodia de sus hijos a padres irresponsables o negligentes. No la pasarían bien los adultos que planearon el robo con niños involucrados, muchos adultos serían arrestados y acusados de las muertes de esos menores.

Los remolcadores son embarcaciones que cuentan con motores potentes, pero su medio es la bahía. No son grandes y generalmente llevan pocos tripulantes, y el de 13 de marzo estaba más que abarrotado.
Todo salvavidas (lifeguard) sabe cuan peligroso es acercarse a la gente cuando están en el agua sin saber nadar. De hecho, para rescatar a alguien que se este ahogando, es recomendado primero golpearlo en la cara con un buen puñetazo. Solo estando la víctima media inconsciente es que se le puede rescatar de las aguas pues si sigue despierta, en medio del desespero puede incluso ahogar el propio salvador. Frente a la angustiosa posibilidad de respirar agua y asfixiarse, el ser humano pierde todo uso de razón y es capaz de ahogar a otros con tal de flotar y salvar su propia vida. Tal es el instinto y reflejo mas profundo por sobrevivir. Algunas personas pudieran haberse ahogado cuando otras desesperadas por no saber nadar o por miedo se les sujetaban, los niños llevaron la peor parte por supuesto.

Esta tragedia se produjo por el deseo de abandonar una Cuba pobre y bloqueada con sanciones, para mudarse a vivir en el país más rico del planeta en los días del “Periodo Especial”. Hasta ahora ningún sobreviviente ha dicho que escapaba de alguna persecución política. La razón era material, y casi todos sabemos que Cuba en esos días sufría una seria crisis económica. El estimulo material de la “Ley de Ajuste Cubano” y la imposibilidad de lograr una visa legal son una mala combinación para un pueblo que atravesaba penurias propias de una economía bajo ataque por sanciones.

Precisamente todo el bloque socialista del Este se había desplomado, y Cuba estaba sola enfrentando un futuro incierto sin todos aquellos antiguos socios comerciales. Como es lógico la sociedad civil abrumada por los apagones continuos, por la escasez de alimentos y por una desmoralización general propia de la grave situación material, mira hacia los Estados Unidos como única esperanza, y es en ese punto donde comienza la propaganda exterior a darle forma a la crisis para presentar culpas políticas y estimular la desestabilización interna.
Como en el caso de Zapata, en Miami la tragedia del remolcador se explota.

cubanos miami

cuban flag exilio

Estas fotos son de hoy al mediodía. Algunos miembros de Vigilia Mambisa y otros exiliados recordaron la tragedia del remolcador, pero no como la tragedia accidental que fue, sino como una acción directa del régimen cubano contra civiles.

Algunos se aferran a estas muertes con pancartas, banderas y consignas, para aprovechar el beneficio político. Con propaganda continua durante años, se insiste en que “los buenos anticomunistas” son los que se marchan, y los “asesinos” son los que se quedan en la isla. Sin embargo, nadie puede asegurar que los tripulantes que trataron de impedir el robo eran más marxistas que los que se marchaban, y como la piratería no esta motivada por razones políticas, entonces se presenta la tragedia como un acto de “represión brutal” sobre civiles. Todo esto sin que estuviera involucrada la guardia costera cubana, ni ninguna otra fuerza del orden.

vigilia mambisaLa tesis de que fue un intento de masacre se debilita muchísimo al haber sobrevivientes. Por otra parte el habito de sacarle algún beneficio político a una tragedia, y de paso librarse de los propios cargos de conciencia puede haber empujado a algunos de los sobrevivientes a echar culpas sobre el gobierno cubano a pesar de que toda la tragedia fue entre civiles.
Más tarde los sobrevivientes recibieron visas de emigrante, pero ¿ Por que las víctimas no solicitaron una visa de emigrante en el SINA anteriormente? La respuesta es totalmente política.

 

 

Loading Facebook comments...